Six Sigma

Zhukov Villavicencio Pérez

Six Sigma es una metodología de mejora de procesos, esta metodología está centrada en la reducción de la variabilidad, la cual se basa en realizar análisis  estadísticos con el fin de poder reducir o solucionar  la causa raíz de un problema, consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio.

La meta de 6 Sigma es llegar a un máximo de 3,4 defectos por millón de oportunidades (DPMO), entendiéndose como defecto cualquier evento en que un producto o servicio no logra cumplir los requisitos del cliente.

Six sigma trae un manual de instrucciones llamada ciclo DMAIC (Definir, Medir, Analizar, Mejorar y Controlar). Es un proceso de mejora, sistemático, científico y basado en hechos. Este proceso cerrado  elimina pasos improductivos, con frecuencia  se enfoca en mediciones nuevas y aplica tecnologías de mejoramiento.

El objetivo de Six Sigma es tener un 99,9996% de todas las unidades producidas sin defectos. Poniéndolo de otra forma, ésto significa tener   unidades defectuosas por cada 10 millones de unidades producidas. Entre los beneficios de utilizar Six sigma tenemos los siguientes:

Aumenta la participación de los empleados

Uno de los grandes beneficios de Six Sigma es un aumento de la participación de los empleados a través de su participación en los equipos de mejora de procesos diseñados para ayudar a mejorar los procesos y aumentar el valor para sus clientes, internos y externos

Reduce costos

Para las empresas que participan en actividades Six Sigma, uno de los principales beneficios deseados es una reducción en los costos asociados con las mejoras en los procesos de requerir menos tiempo (y recursos empleados) para disminuir los defectos o errores que pueden dar lugar a correcciones.

Mayor satisfacción del cliente

La metodología Six Sigma implica un fuerte enfoque en las necesidades y requerimientos del cliente y el valor de la entrega a los clientes, uno de los beneficios del uso de estas técnicas es un aumento de la satisfacción del cliente. Lean Six Sigma se centra no sólo en la mejora de productos, sino también la mejora de los métodos de entrega de productos y otras actividades de servicio al cliente que pueden afectar a la satisfacción del cliente.